Es natural que algunos días por exceso de estrés o llegando al viernes por el cansancio acumulado nuestra piel no se renueve en las noches y siga la apariencia de cansancio en las mañanas .

Para mejorar esta situación es muy importante limpiar nuestra piel todas las noches, aplicar un producto de regeneración celular y realizar exfoliación periódica, además existen mascarillas refrescantes que con solo 15 minutos de uso vivifican el rostro, disimulando las huellas de cansancio.